Entrevista para Tecnoinstalación: Informe de mercado sobre “Sistemas VRF”.

Ventajas del sistema, situación del mercado y novedad de productos.

  • ¿Cuáles son en su opinión las principales ventajas de este tipo de sistemas?

Los sistemas de volumen de refrigerante variable, MRV es evidente que tienen unos beneficios muy destacados. El ahorro energético es uno de ellos y esto es uno de los principales reclamos que tenemos los fabricantes ya que se estima que estos sistemas pueden llegar a ahorrar entre un 11 y un 20% en parte gracias a la tecnología inverter con la que cuentan en al menos uno de los compresores. El trabajo constante que realizan a máximo rendimiento facilita también el ahorro energético por lo que lo hace un sistema también muy sostenible. Su fácil instalación es otra de las ventajas ya que no son aparatos especialmente pesados y tienen un diseño modular. El mantenimiento es muy económico y al tratarse de unidades de expansión directa su mantenimiento no es nada complejo. Por último, permiten una gestión individualizada de los espacios a climatizar ya que puedes tratar cada área como zona individualizada otorgándole una garantía de confort que no ofrecen otros sistemas.

  • ¿Cómo observa la situación de este mercado?

Desde hace años los sistemas MRV están en auge. Es un segmento de mercado que está en constante crecimiento y hay motivos para seguir siendo optimistas ya que gracias a las ventajas que ofrece todo son facilidades. Son equipos que reducen el consumo de energía y aumentan la eficiencia estacional en comparación con otras soluciones. Garantizan la apuesta de los fabricantes de climatización en la búsqueda de equipos eficientes, así como su compromiso con el medio ambiente. Desde los departamentos de I+D trabajamos para que los sistemas de climatización favorezcan el ahorro de energía y con esta opción de sistemas MRV lo conseguimos sin lugar a duda. El uso de refrigerantes con menor potencial de calentamiento atmosférico también es un apunte que favorece que su situación en el mercado sea favorable.

  • ¿Qué novedad de producto le gustaría destacar?

En Haier, el sistema de caudal variable MRV 5 ofrece múltiples prestaciones e innovadora tecnología. Se trata de unos de los equipos que poseen una capacidad máxima de hasta 104 HP y un amplio rango de funcionamiento para trabajar de forma eficiente en condiciones de temperatura extremas, en frío desde -5ºC hasta 50ºC y en calefacción desde -20ºC hasta 27ºC.

Son máquinas creadas para aportar una climatización de alto rendimiento en grandes instalaciones, con varias innovaciones en cuanto a instalación y mantenimiento: compresores DC Inverter, ventiladores rediseñados con presión estática de hasta 110 Pa, placas de control PCB refrigeradas, control preciso de la temperatura, carga de refrigerante R-410 automática. Todas estas ventajas convierten a esta serie en ideal para disfrutar de una respuesta excelente y mayor eficiencia energética. Plenamente compatible con toda la actual gama de unidades interiores y sistemas de control de Haier.

Gracias a los compresores Full DC Inverter de gran capacidad, los equipos MRV 5 pueden alcanzar los 26 HP de potencia con un solo módulo y hasta 104 HP en una combinación máxima de 4 módulos (sistema modular) inclusive en el modelo MRV 5 RC (equipos con recuperación de calor). Su diseño optimizado, el control inteligente de sus compresores Full DC Inverter, los motores de los ventiladores DC y su intercambiador de calor de alta precisión otorgan a los equipos MRV 5 una eficiencia mucho mayor en refrigeración y calefacción. EER hasta 4.5 (8 HP).

 

El MRV 5 de Haier incorpora una tubería de mayor longitud (1.000 m) y un mayor desnivel, lo que permite un diseño flexible con pocas limitaciones. Esta tecnología permite que el refrigerante almacenado en la unidad interior se puede reciclar automáticamente, retornando al exterior, mediante un interruptor. Esta innovadora función contribuye a un mantenimiento mucho más sencillo, cómodo y eficiente.

Las unidades exteriores pueden conectarse a las interiores de forma automática, lo que supone una considerable reducción de la mano de obra. Al prescindir de la tubería de equilibrado del aceite, ya que se equilibra automáticamente, se simplifica la instalación y el mantenimiento. Para realizar el mantenimiento, el panel frontal se desmonta como si fuera una puerta, de forma fácil y sencilla, reduciendo el tiempo de manipulación.